Un tiroteo en el estado de Wisconsin ha dejado tres muertos en Estados Unidos, mientras que otro en Texas ha dejado otras tres víctimas mortales y un tercer incidente relacionado con armas se ha cobrado la vida de una niña de siete años junto a un restaurante McDonald's en Chicago, en el estado de Illinois.

La madrugada del domingo, tres personas murieron y otras tres resultaron heridas en un tiroteo en un bar en Kenosha, en el estado de Wisconsin, según ha confirmado la oficina del sheriff de la localidad, que ha anunciado que hay una "persona de interés" detenida.

Las fuerzas de seguridad han especificado que no se ha tratado de un incidente aleatorio, sino que fue algo premeditado, y que las tres personas que han muerto se conocían, recoge CBS.

Otro tiroteo en Austin, en el estado de Texas, también se ha cobrado la vida de tres personas, aunque en este caso no ha sido detenido el sospechoso por el momento y la Policía lo ha clasificado como una situación todavía activa.

Las fuerzas de seguridad se han mostrado preocupadas de que el sospechoso "pueda tomar un rehén o que se refugie en algún lugar", por lo que han pedido a los ciudadanos que extremen las precauciones, según el asistente jefe de la Policía de Austin, Joe Chacon.

Un tercer incidente relacionado con armas de fuego se ha cobrado la vida de una niña de siete años y ha dejado gravemente herido a su padre. Ambos han sido disparados cuando estaban dentro de su coche en un carril de acceso a un restaurante McDonald's en Chicago, Illinois. Tampoco se ha detenido a ningún sospechoso relacionado con este tiroteo.

Comenta esta noticia

Comenta esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente