Aunque no se ha desvelado el precio que Sony ha pagado por el catálogo musical, sí se sabe que incluye tanto canciones icónicas como The sound of silence o Mrs. Robinson, de su época en Simon & Garfunkel, como piezas que lanzó durante su carrera en solitario, como 50 ways to leave your lover y las que forman parte del álbum Graceland.

"Que se nos confíen las canciones (de Simon) y la música que grabó es un privilegio artístico enorme para Sony Music Group a nivel mundial", dijo en un comunicado el presidente de la compañía, Rob Stringer. "Paul Simon es un compositor maestro único en la vida cuya obra ha generado una influencia duradera en nuestra cultura y nuestra conciencia", afirmó, por su parte, el consejero delegado de Sony Music Publishing, John Platt, que describió sus canciones como "inolvidables". Por su parte, Simon explicó en el texto que comenzó su carrera en Columbia/Sony Records, por lo que le pareció "natural" vender sus canciones a la misma compañía.

Comenta esta noticia

Comenta esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente