El presidente estadounidense, Joe Biden, anunciará en un discurso la retirada de todas las tropas estadounidenses de Afganistán antes del vigésimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y declarará que "es hora de acabar con la guerra más larga de Estados Unidos".


La Casa Blanca adelantó algunos extractos del esperado discurso de Biden de este miércoles y cuyo escenario será "la Sala del Tratado", donde en 2001 el entonces presidente, George W. Bush, anunció el inicio de la ofensiva militar.

"Fuimos a Afganistán por un horrible ataque que ocurrió hace veinte años. Eso no explica por qué debemos seguir allí en 2021", argumentará Biden.

Además, el mandatario defenderá su idea de una retirada sin condiciones, es decir, sin imponer condiciones a los talibanes o al Gobierno afgano para completar el repliegue, como hicieron sus predecesores.

"Soy -dirá Biden- el cuarto presidente que gobierna con una presencia de tropas estadounidenses en Afganistán. Dos republicanos y dos demócratas. No pasaré esa responsabilidad a un quinto".

En ese sentido, afirmará que Washington no puede mantener o expandir la presencia de sus tropas en Afganistán basándose solo en la esperanza de que se crearán en algún momento las "condiciones ideales" para la retirada.

No obstante, enfatizará el compromiso de su Gobierno con la vía diplomática y las conversaciones entre los talibanes y el Gobierno afgano, que comenzaron en septiembre pasado en Doha y apenas han dado frutos, mientras que los niveles de violencia en Afganistán han aumentado en los últimos meses.

"Es hora de acabar con la guerra más larga de Estados Unidos. Es hora de que las tropas estadounidenses vuelvan a casa", dirá.

La guerra de Afganistán es la más larga de la historia de EEUU. Comenzó en octubre de 2001 con la misión de dar caza a Osama Bin Laden, el "cerebro" de los atentados del 11 de septiembre de ese año, y castigar a los talibanes que le habían dado refugio.

Actualmente, hay unos 3.500 efectivos estadounidenses en Afganistán, entre ellos 2.500 militares y 1.000 miembros de las fuerzas especiales; mientras que la OTAN mantiene a otros 7.000 soldados, procedentes de otros países de la Alianza y socios como Georgia.

La decisión de Biden significa que EEUU no cumplirá la promesa que su antecesor, Donald Trump, hizo a los talibanes para sacar todas las tropas estadounidenses de Afganistán antes del próximo 1 de mayo.

El objetivo del actual mandatario es iniciar el proceso de retirada antes del 1 de mayo y dejar a "cero" las tropas antes del vigésimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001, adelantó este martes un alto cargo estadounidense, que pidió el anonimato.

Se espera que en su discurso Biden ofrezca más detalles sobre los plazos de la retirada.  

Comenta esta noticia

Comenta esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente