El presidente demócrata y todo su gobierno apuestan por aumentar los impuestos a las rentas más altas del país.

Para ello, Estados Unidos se está planteando elaborar e imponer un nuevo plan fiscal para las grandes fortunas con el que casi se dobla la tasa impositiva sobre las ganancias de capital, hasta el 39,6%. Esta medida afectaría a todos aquellos que ingresen un millón o más de dólares anuales.

Otra medida que se está planteando Biden es un incremento de las tasas sobre las rentas marginales máximas, desde el 37% en que las dejó Donald Trump con su recorte del 2017, hasta el 39,6%. Toda esta información será desvelada con detalle el próximo miércoles en una rueda de prensa.

Comenta esta noticia

Comenta esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente