Tras años viviendo en Hollywood, ha decidido marcharse a su ciudad natal. Para ello, ha puesto en el mercado la mansión que posee en Malibú, diseñada por Philip Vertoch, por USD 14,9 millones.

“Es hora de que vuelva a mis raíces. Estoy enamorada y recientemente me casé”, explicó la ahora activista por los derechos de los animales sobre su decisión de dejar Malibú atrás.

De acuerdo a la revista People, la vivienda está construida en un terreno de casi 600 metros cuadrados y tiene construidos 510. Tiene acceso directo a la playa y cuenta con cuatro dormitorios y cuatro baños. Según la publicación Anderson compró la propiedad en el año 2000 por USD 1,8 millones y después construyó allí un hogar para ella y sus dos hijos.


“Me llevó 10 años construirla, invertí en ella ocho millones de dólares”, dijo la intérprete al diario The Wall Street Journal.

Comenta esta noticia

Comenta esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente