“Mañana comienza una nueva fase para maestros y empleados escolares de todo tipo, desde el jardín de infantes hasta la secundaria. Aquellos mayores de 50 años, que tengan contacto con el público en nuestras escuelas (maestros, choferes de autobuses, empleados del comedor, etc) podrán recibir la vacuna en cualquiera de las entidades autorizadas en el estado”. Con esa declaración, el superintendente de escuelas de Miami-Dade, Alberto Carvalho, transmitió a la población la actualización en el orden de vacunación contra el COVID-19 en el estado de Florida.

La medida fue oficializada tras la firma de una orden ejecutiva por parte del gobernador, Ron DeSantis, quien determinó que a partir del 3 de marzo en la Florida son elegibles para ser inmunizadas las personas estén dentro de las siguientes categorías:

· Residentes y trabajadores de hogares de ancianos

· Personas de 65 años o más

· Trabajadores de la salud que tengan contacto directo con pacientes


· Empleados del sistema escolar, desde jardín de infantes hasta escuela secundaria, de 50 años o más

· Policías de 50 años o más

· Bomberos de 50 años o más

· Mayores de 55 años con enfermedades pre-existentes y una orden médica

El sindicato de maestros del estado había sido muy vehemente sobre la necesidad de que se considerara a los trabajadores de las escuelas como personal esencial. Carvalho celebró la noticia, aunque aclaró que el sector continúa teniendo demandas.

“Vamos a continuar abogando por la vacunación de todos los empleados de las escuelas sin importar su edad. Debemos preservar su salud para proteger la educación de nuestros niños”, agregó el funcionario.

El anuncio, que ya recibió la confirmación desde Tallahassee (capital del estado de Florida), tuvo lugar durante un evento en el que la ciudad de Miami -en colaboración con organizaciones no gubernamentales- estaba abriendo un centro de vacunación gratuito para facilitar el proceso para la comunidad afroamericana.

Comenta esta noticia

Comenta esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente