En caso de materializarse, serán las primeras sanciones que la Administración de Joe Biden imponga sobre Rusia, así como las primeras de Estados Unidos por este caso, ya que el ex presidente Donald Trump no impuso ninguna por el intento de asesinato del activista, que se atribuye a los servicios secretos rusos.

Con estas medidas, Biden seguiría la estela de la Unión Europea, que este lunes aprobó nuevas sanciones contra cuatro altos funcionarios por el caso.

De hecho, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, señaló que Estados Unidos ha estado trabajando “de forma extraordinariamente estrecha” con la UE en la cuestión de Rusia y los Derechos Humanos.

Price añadió que no le gustaría hablar “de las medidas que la UE pueda tener previstas” ni de las que “podamos tomar nosotros”, pero “basta con decir que nos hemos coordinado muy estrechamente”.


Aunque el portavoz no ha querido detallar ninguna fecha concreta para el anuncio de estas medidas, aseguró que desde la Administración Biden abordó el asunto de Navalny como un “reto urgente”.

Comenta esta noticia

Comenta esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente