Estados Unidos instó este miércoles al régimen de Irán a “dar marcha atrás” respecto a la decisión de limitar las inspecciones nucleares de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) a partir del 23 de febrero, tras recordarle que “todos estos pasos son revertibles y que la vía diplomática sigue abierta”.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, insistió en que Teherán debe “abstenerse de continuar en este camino, que impactará en las garantías de la AIEA, en las que confían no sólo Estados Unidos, ni nuestros aliados y socios de la región, sino el mundo entero”.

Comenta esta noticia

Comenta esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente