Trump estuvo cerca de tener que utilizar un respirador cuando estuvo enfermo de COVID-19 el pasado mes de octubre, y su estado de gravedad era mayor del que se admitió públicamente, aseguraron al The New York Times fuentes conocedoras del asunto.

Según el medio neoyorquino, los niveles de oxígeno del entonces mandatario estadounidense eran “extremadamente bajos” en un momento dado, y sufría un problema pulmonar asociado a la neumonía, una condición que causa el coronavirus, apuntaron cuatro personas que conocían el estado de salud de Trump.

Comenta esta noticia

Comenta esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente