El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, visitó este viernes Houston (Texas) después de un temporal que asoló con nieve y bajas temperaturas ese estado, donde miles de hogares quedaron a oscuras durante días y enfrentaron la falta de agua debido a los daños causados por el mal tiempo.

“Nuestras oraciones están con ustedes después de esta tormenta de invierno”, dijo Biden antes de partir de regreso a Washington.

Durante su intervención, subrayó que su Gobierno será un socio “a largo plazo” de las autoridades de Texas para ayudar a reconstruir ese estado de los estragos de la tormenta, así como de la pandemia y de la crisis económica.

El mandatario, que viajó acompañado de su esposa, Jill Biden, destacó que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) ha proporcionado “millones de galones de agua” y comida, así como asistencia directa a los propietarios de viviendas no aseguradas “para reparar los daños que las tuberías reventadas causaron a millones de hogares en todo el estado”.

Comenta esta noticia

Comenta esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente