Con el objetivo de evitar que millones de estadounidenses se queden sin hogar, y además evitar una crisis extendida en el sector de bienes raíces, la administración de Joe Biden anunció este martes la extensión hasta finales de junio de la moratoria de indulgencias hipotecarias y ejecuciones.

De esta manera, quienes estén demorados con sus pagos podrán inscribirse en el programa federal para evitar que sus viviendas sean ejecutadas por los bancos. El beneficio puede extenderse inclusive hasta fin de año, porque el programa otorga seis meses adicionales a quienes se comprometan a buscar un modo de pago.

El anuncio es una extensión de un plan implementado por la administración de Donald Trump en marzo de 2020, el cual se ha ido extendiendo durante un año. Uno de los 17 decretos que Biden firmó en su primer día como presidente había extendido el programa hasta marzo de este año. Hoy la noticia es que durará hasta al menos el 30 de junio.

Comenta esta noticia

Comenta esta noticia

Artículo Anterior Artículo Siguiente